1937 A 2020

El 29 de marzo de 1937 llegaron desde Alemania, a la estación de San Carlos, las primeras religiosas del Instituto Santa María, Hermana Maragereta María Mohr y la Hermana Inmaculada Pettinger, ellas habían sido elegidas por la Hermana Generala del Instituto de la Bienaventurada Virgen María, para viajar a Chile, con el propósito de reabrir el colegio para señoritas “Santa Rosalía”, que por dificultades financieras había tenido que cerrar sus puertas. La directora entre los años 1937 y 1940 fue la Hermana Margarita María Mohr. Durante su periodo, en el año 1938, fue creado el internado que albergó a tres alumnas. Durante ese año se integraron a la Comunidad Religiosa las hermanas alemanas Bertilde Rield. Filotea Lideck, Albertina Ehrl, Berta Agustín, Friedberta Schwaiger y Waltraud Erhard. Hasta ese momento la congregación estaba formada por 10 religiosas.

La Hermana Josefina Hensnrsberger dirigió el colegio entre 1954 y 1957. Durante su gestión se creó el primer Centro General de Padres, cuyo presidente fue el Dr. Emilio Pomar. A fines de 1957 se terminó la construcción del primer pabellón y se dio inicio al segundo. La séptima directora en asumir fue la Hermana Amanda Winlselhofer entre los años 1958 y 1961.

En 1970 se finalizó la construcción del primer gimnasio que hoy día es el Salón de Actos. La matricula era de 435 alumnas. Nuestra novena directora fue la primera religiosa chilena en asumir esta responsabilidad, Hermana Bernarda Cortes Núñez, quien estuvo desde 1970 a 1972. Durante su periodo se creó un kínder con 30 alumnos, además de cursos paralelos en primero y tercero año básico. En 1973 se acabó el internado de niñas, y estas dependencias fueron transformadas en salas de clases.

En 1981 y 1982, nuevamente, una religiosa chilena asume la dirección del colegio, Hermana Adelina Flores Navarro. En su periodo se dio inicio a la Enseñanza Media con 42 alumnas. Al mismo tiempo, seguía la construcción de las salas de Enseñanza Media y el nuevo gimnasio. En 1983 se inicia el año escolar con la inauguración del nuevo edificio destinado a enseñanza media. Por segunda vez la dirección del colegio estaba a cargo de la Hermana Paulina Asen. Los primeros cursos en usar estas nuevas dependencias fueron dos I ° medios y un II ° medio.

1983 a 1985. Hna. Paulina Asen Fue la directora del colegio desde entre esos años.  En ese tiempo se Inaugura el edificio de enseñanza media que hasta entonces constaba de 8 Salas de clases, 4 oficinas, baños de alumnos, baños de profesores y  una cancha de básquetbol. También se Inaugura el Gimnasio  que se hizo con aportes de Alemania y Centro general de padres. Otro acontecimiento importante e la primera  licenciatura, primera promoción enseñanza Media que era solo de mujeres,

Hna. Bonifacia Bravo Krefs  asume la dirección del colegio en el periodo de 1986-1988. En el año 1987 el colegio celebra  sus bodas  bodas de oro  con una gran velada artística.

Durante el periodo 1989-1992 con la Hna Dina Villarrroel  Salvatierra,  como directora. Se construyen la actual capilla y la  casa de las religiosas por calle Riquelme. Se inicia el  Sistema de coordinación de ciclos de enseñanza con  3 ciclos, Kínder a 4º básico, 5º a 8º básico, y Iº a IVº E.M.

Transformación del comedor de la comunidad religiosa en el laboratorio de computación.

Hna. Bernarda Cortés Núñez asume en su segundo periodo  desde 1994-1999.

Entre sus obras  se realizan numerosos arreglos en infraestructura y se  inicia la Jornada escolar completa  con el aumento de horas de clases, y la creación de talleres.

Hna. María Teresa Aedo Mardones  desde el año 2004-2006

Bajo su dirección se regresa a los 3 Ciclos de enseñanza, 2004.Continúan los  arreglos en salas de clases, cerámicas en pisos y paredes, arreglos en biblioteca. Se construye una nueva sala para profesores en la terraza  del segundo piso y se inician los reforzamiento pedagógicos desde 5º a 8º básico los días sábados.

El Mej comienza su funcionamiento.

Don Julio Opazo Espinoza  2007.2012

Es el primer Director laico del colegio, Bajo su mandato se crea  la  enfermería, se inicia el Programa de integración educativa y se forma el Equipo Multidiciplinario de apoyo a la enseñanza. Se inicia el  plan piloto pre-kínder 2007 y se  compra  el  terreno del complejo deportivo 2008.

Don Eduardo Tirado Valdés. 2013- 2018

Se continua con la obra del complejo deportivo  y se realiza el empastado cancha complejo deportivo.  Creación de la Pastoral formativa  junto con reforma PEI.

Creación orquesta de cámara del colegio  con alumnos de enseñanza básica y mas tarde de enseñanza media.

En el año 2014 se inaugura el nuevo edificio de enseñanza  Pre-Básica. Periodo en el cual se encontraba como Sostenedora  del colegio la Hermana Eudocia Moncada y en la dirección don Eduardo Valdés. En este edificio, que tiene el ingreso por calle Ossa están instalado los cursos de pre-kinder y kínder, con dos cursos en cada nivel.

En el mismo año se construye e inaugura el patio techado de Enseñanza básica, el cual lleva por nombre  Angélica Caro Alarcón.

En la actualidad el colegio está bajo la dirección de la  Sra. Modesta Recabal Norambuena  quien asumió en el año 2018. El Colegio Instituto Santa María de San Carlos cuenta hoy con una matrícula aproximada de 965 alumnos distribuidos desde Pre Kinder a IV medio.

Su infraestructura consta de 32 salas de clases, un amplio gimnasio, tres multicancha (1 de ellas techada), salón de actos, dos laboratorios de computación, capilla, laboratorio de ciencias, taller de artes y tecnología, sala de recursos, biblioteca, sala de Profesores, sala de Pastoral, sala de audio-visual, sala de electivos, cocina,  un comedor para la atención de los estudiantes que provienen de sectores rurales de la comuna. Cuenta además con un complejo deportivo con camarines, pista de ceniza, piscina, multicancha, quinchos y baños.

Toda esta maravillosa obra es gracias al esfuerzo permanente realizado por la Comunidad Religiosa, junto al aporte del Centro General de Padres y Apoderados, a la colaboración de todo el personal de nuestro establecimiento que entrega una formación integral de calidad a los niños y jóvenes que cobijan las aulas de nuestro querido Instituto Santa María.

La Congregación de Jesús

La fundación de María Ward se remonta al año 1609 y actualmente contempla 2 ramas: la de Loreto de procedencia irlandesa, denominada “Instituto de la Bienaventurada Virgen María”, con presencia a nivel mundial y la rama Romana llamada “Congregación de Jesús” que actualmente tiene sedes en: Alemania, Argentina, Austria, Brasil, Corea del Sur, Cuba, Chile, Eslovaquia, España, Hungría, India, Inglaterra, Italia, Jerusalén Oriental, Moldovia, Mongolia, Nepal, República Checa, Rumania, Rusia, Ucrania y Zimbabwe.

Su quehacer abarca la educación y formación espiritual, con Cristo como modelo y objetivo: la asistencia de enfermos y prevención de salud; labores sociales en sectores marginales; la acogida a jóvenes en riesgo y abandono y la Pastoral directa, mediante las Casas de inserción en barrios populares.

Espiritualidad Ignaciana

La Congregación de Jesús fundamenta su carisma en la espiritualidad ignaciana, es decir, en el pensamiento de San Ignacio y la Compañía de Jesús.
Las características principales de la espiritualidad ignaciana, además del amor a Dios y del seguimiento personal de Jesucristo, comunes a todas las espiritualidades de origen cristiano, son las siguientes:

  • Buscar y hallar la voluntad de Dios sobre mi vida. No lo más perfecto objetivamente, sino lo que Dios quiere de mí.
  • Ensanchar el corazón hacia las dimensiones del universo, pero aterrizando en lo concreto para no perderme en vaguedades o en ideales irrealizables.
  • Conocer mi realidad lo mejor posible, examinándome periódicamente, tanto en lo positivo para darle las gracias a Dios, como en lo negativo para superarlo con su ayuda.
  • Discernir, a la luz de la oración y de la razón iluminada por la fe, cómo puedo mejorar mi realidad para hacerla más acorde con el Evangelio de Jesucristo.
  • Encontrar a Dios en todo lo creado, siendo contemplativo en la acción, unido a Él en todo lo que hago.

Esta espiritualidad brota de la experiencia mística de San Ignacio de Loyola, cuya fuente son los Ejercicios Espirituales y podemos sintetizar en: el espíritu de superación y la vocación de servicio, valores que se encuentran reflejados en el lema del Colegio Instituto Santa María: «Aprender más para servir mejor».